El Mirador de Sagunto retoma la gestión del restaurante con una nueva apuesta por la calidad, el detalle y la innovación. Una nueva etapa que ha comenzado con la inversión en nuevas instalaciones, la mejora de accesos y la adecuación de nuevas áreas para la celebración de Eventos y Bodas.

Desde sus inicios, el Mirador de Sagunto ha representado una oferta singular para el Camp de Morvedre. Una singularidad que se deriva de un emplazamiento privilegiado, bajo las milenarias murallas de Sagunto, de la intimidad y belleza que da la montaña y su recinto ajardinado de más de 6000 m2 y de una decoración de estilo modernista unida al periodo de expansión y reconocimiento de la comarca. La decoración recupera su papel relevante y además de las mejoras se ha unido una nueva iluminación, nueva mantelería y entre otra se ha remodelado un nuevo área para eventos íntimos y privados.

Debemos también destacar la aportación inestimable de un querido amigo y reconocido Quique León, que ha creado la ambientación floral. Cuidando los detalles más pequeños y más relevantes el Mirador ofrece los servicios para Eventos y Bodas a través de un salón de 150 hasta 250 plazas, parking privado, sala de fiestas, zona recreo infantil, sala para eventos privada, amplia recepción para la celebración de cocktails y un emplazamiento único rodeado de una zona ajardinada de más de 6000 m2.